Caminito del Rey. Febrero 2013

Grupo de amigos
Grupo de amigos

     El pasado domingo 24 de febrero, 11 amigos: Cristina, Emilio, Luichi, Juan Carlos, Juanjo, Rafa, Sergio, Ricardo, Manolo, Juanma y Juanjo (Chaki) hicimos el caminito del Rey.
Cartel de aviso
Cartel de aviso




    
      La actividad, a pesar de las dudas, no se encuentra prohibida, sino desaconsejada. No obstante el caminito del rey está convenientemente asegurado con cable de vida a lo largo de todo el recorrido, gracias a las empresas de turismo activo de la zona. Con el material adecuado, y accediendo por zonas convenientes (no por las vías del tren, eso sí que está prohibido y sancionado) no entraña más riesgo que cualquiera de nuestras aficiones habituales.


Acceso al primer rapel
Acceso al primer rapel


   Una vez equipados con el material adecuado, partimos desde dónde habíamos dejado los coches, y tras un pequeño paseo de no más de 20 minutos (atravesando un oscuro túnel de unos 200m, se aconseja llevar un pequeño frontal, o al menos un móvil con luz) llegamos a la cabecera del barranco donde están las represas y el inicio del caminito.


Entrada al caminito del Rey.
Entrada al caminito del Rey.

    Debido a las intensas lluvias de los últimos días, las presas estaban soltando agua, dotando de aún más belleza a todo el recorrido, la fuerza del agua, la espuma y su ruido nos acompaño durante todo el recorrido.

    El acceso a la cabecera del primer rapel es fácil, aunque un poco delicado por encontrarse a cierta altura, es uno de esos sitios donde se debe evitar resbalar, es pues aconsejable tener una cuerda de seguridad para que los rapeladores accedan a la cabecera asegurados. El rapel tiene un fuerte roce, se recomienda usar un desembragable, como siempre, para preservar la integridad de la cuerda.
 Primer rapel
 Primer rapel

 
     Todos los participantes de la actividad hemos coincidido en la enorme belleza del entorno, durante todo el recorrido se disfruta de un entorno espectacular, altísimas paredes, curiosas formas trazadas por el agua, colores, el ruido del fuerte caudal y como no, la increíble obra que es de por sí éste humilde y a la vez grandioso camino.


 Paisaje dentro del cañon. Caminito del rey
 Paisaje dentro del cañon.








      Además de los propios rápeles, la actividad añade otra emoción, el paso por las zonas delicadas donde falta el suelo. A veces se puede caminar sobre las antiguas vigas que sustentan el estrecho camino, a veces ni siquiera quedan dichas vigas y hay que caminar sobre un ligero borde horadado en la misma pared y dónde descansaba el inexistente suelo, eso sí, siempre convenientemente asegurados al cable de vida.

 
 Paso de una zona sin suelo.
 Paso de una zona sin suelo.

     Durante todo el camino conviene pararse y disfrutar del paisaje, el entorno es único, merece la pena dedicar su tiempo al disfrute del mismo.

El caminito del rey. Paso sin suelo
 Paso sin suelo



   

     





    En el recorrido del mismo nos encontramos con otros grupos de personas que transitaban el camino, todos convenientemente equipados, algún grupo me atrevería a decir que era comercial. La cara de miedo en algunos pasos de algún 'transeunte' era de foto, hay que reconocer que para cualquier persona no acostumbrada a moverse por las alturas, esta actividad resultará muy 'ilustrativa'.
Pequeños agujeros jalonan todo el camino
Pequeños agujeros jalonan todo el camino



     En los momentos donde se da un paso complicado, es normal encontrarse con pequeñas aglomeraciones producidas por los mismos compañeros, es en esos momentos cuando se aprovecha para soltar "joooe que bonito es todo esto " ;)
Aglomeración de compañeros
Aglomeración de compañeros





   



     La primera parte del caminito es un poco más estrecha, mientras que la segunda es mucho más alta y ancha. Ambas partes están separadas por un sencillo sendero de unos 20-25 minutos de duración.
 Segunda parte del caminito
 Segunda parte del caminito


 
     Durante el recorrido, un par de puentes atraviesan el cauce del río. Son sitios espectaculares, y si se tiene la suerte de coincidir con la suelta de agua de las presas, el caudal le añade otra nota pintoresca al entorno.

 Caminito del Rey. Caudal alto.
Caudal alto.




 





     El caminito va cogiendo altura según nos acercamos a su tramo final, la que converge en el gran embalse. A veces, incluso para los que estamos acostumbrados, esas alturas te hacen mirar un par de veces hacía abajo y esbozar una sonrisa de nervios.


Grandes paredes verticales en el último tramo.
Grandes paredes verticales.

  Y como no, antes de poder salir del camino, aún quedan un par de pasos sin suelos, a esas alturas algo que parece fácil se convierte en algo en lo que ponemos toda la atención del mundo. Las frases como "miii madre" y similares estaban a la orden del día.

Ultimos pasos complicados antes de la salida.
Ultimos pasos complicados antes de la salida.







     

     Nosotros decidimos salir del caminito mediante un rapel de 25m, que nos sitúa justo bajo el puente verde del paso del tren. No obstante, bajo ese punto, justo donde está la "S" del antiguo logotípo de "Sevillana", hay instalada una vía ferrata que permite también el acceso y la salida al caminito.


 Último rapel de 25m de salida.
 Último rapel de 25m de salida.

Resumiendo, una actividad al alcance de casi cualquiera con mínimas nociones de rapelado y con el equipo adecuado. Un día fantástico, sin dudas volveremos a repetir.




Enlace más fotos caminito del rey 2013
Enlace más fotos caminito del rey 2013




1 comentario: