Barranco de Huma - Marzo 2013.

      

Inicio del barranco.
Inicio del barranco.
      El pasado domingo 3 de marzo, 6 amigos de distintos clubes:  Carmen, Emilio, José, Juanma, Lourdes y Sonia,  descendimos el humilde, pero bonito, barranco de Huma. Dicho barranco se encuentra en la sierra del mismo nombre, Huma.


Carmen en el primer rapel
Carmen en el primer rapel

     


     La mañana se presentaba muy fría, desagradable , con mucho viento y amenazaba lluvia. No obstante, como siempre ¿ qué mejor cosa se puede hacer un domingo tan temprano ?







Lourdes en el segundo rapel
Lourdes en el segundo rapel
    El acceso al barranco se hace por una pista que pasa tras el bien conocido barranco de Puerto Ramos. Esta pista es sólo transitable para coches 4x4, sobre todo la última parte de la misma. La pista tiene bastante pendiente en algunos tramos, fuertes surcos por las escorrentías  y la grava es tan gruesa que en ciertos momentos es  obligatorio poner la tracción a las 4 ruedas y no parar la marcha.



Segundo rapel.
Segundo rapel.
    Nos dio un alegrón cuando vimos que el barranco llevaba agua. El barranco de Huma normalmente va seco, pero justo tras las lluvias y la inesperada nevada (de la que no quedaba ni rastro) de unos días atrás, el cauce del río llevaba un alegre caudal. ¡¡¡¡ Toda una suerte poder hacer el barranco con agua !!!


Un rapel entre arbustos
Un rapel entre arbustos








     El barranco de Huma siempre es un barranco de iniciación, sencillito. Sus rapeles no tienen ninguna dificultad, y el agua, cuando lleva, lo único que hace es adornarlo. No existen pozas que cubran, no obstante debido al intenso frío del día, y a la posibilidad de lluvia, llevamos las chaquetas, lo cual, agradecimos un montón.


Fin tercer rapel (32m)
Fin tercer rapel (32m)
     Aunque las instalaciones de barranco están bastante bien, y muchos de sus rapeles son evitables,  al encontrarse en un paraje bastante abierto, se echa en falta alguna instalación intermedia, sobre todo en el rapel 4, el mayor de todos (unos 32m), pues existe un fuerte roce. Sería bueno una re-equipación de éste rapel.

Rapel bajo un arbusto.
Rapel bajo un arbusto.








También se echa en falta una instalación de apoyo para un destrepe que existe tras el rapel 3. En condiciones secas puede resultar fácil, pero con agua un resbalón puede resultar fatal.

    En la imagen de abajo se puede observar el destrepe. En mojado hay que tener cuidado, el suelo con tierra es inestable y el mojado muy resbaladizo, la mínima caída es de 3 ó 4 metros. Una instalación lo habría solucionado.
    
Destrepe sin instalar.
Destrepe sin instalar.

    En la imagen de abajo, cabecera del rapel 4, de 32m. Una gran plataforma. El paisaje desde el barranco es muy bonito, gracias a lo abierto del mismo. Tres rapeles de iniciación preceden a éste de 32m. Un barranco ideal para iniciar a éste deporte.


Cabecera del rapel 3. De 32m
Cabecera del rapel 3. De 32m









    En el rapel 4 es necesario hacer una instalación desembragable, no sólo por el evidente roce, sino porque es imposible ver el final del rapel desde la instalación. Tal vez cuando se haga una segunda instalación en éste mismo rapel, esto ya no sea necesario.

Emilio, en la cabecera del rapel 3.
Emilio, en la cabecera del rapel 3.


    Tras haber bajado el rapel 4, esperábamos mientras se instalaba el siguiente. En la imagen de abajo se puede ver preciosa cascada. Algo que sí llegamos a observar durante todo el descenso es que, aunque no parezca algo muy habitual, el nivel del agua sí ha llegado a niveles peligrosos para su descenso. Se observó acumulación de material arrastrado por la crecida  en muchas de las instalaciones .


Preparando el rapel 4. Al fondo la gran cascada.
Cabecera R4. Al fondo la gran cascada.
     El rapel 5 es muy sencillito, discurre entre las piedras de un desprendimiento, y es incluso evitable por la izquierda. Al poco llegaremos al rapel 6, un rapel instalado bastante alejado de la vertical, por lo que el roce es bastante grande.

Rapel 6.
Rapel 6.









      Por último ya sólo nos queda un pequeño rapel, algo incómodo por encontrarse encajonado y tener cobertura vegetal. Se trata del rapel 7.

Cabecera rapel 7. Ultimo del barranco.
Cabecera rapel 7. Ultimo del barranco.
    Con el adorno del agua, que corre bastante limpia, la bajada de todos los rapeles, inclusive éste, hacen del descenso una actividad muy atractiva.

Rapel 7, el último del barranco.
Rapel 7, el último del barranco.
  
Sendero de salida del barranco.
Sendero de salida del barranco.
      
















     Tras caminar unas decenas de metros, enseguida encontraremos un senderillo  a nuestra izquierda que nos saca del cauce y nos permite caminar cómodamente, durante 10 minutos,  casi paralelos al barranco,  buscando el final del mismo y la pista.


Mas fotos del barranco Huma
Mas fotos del barranco Huma





3 comentarios:

  1. Fue una suerte encontrar el barranco con agua. El año pasado lo hicimos en seco, y la verdad, no merecía casi la pena. Éste año, con el agua procedente de la nieve, ha resultado una actividad muy divertida y con un paisaje precioso.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonico.....debe ser difícil pillar esa torrentera con agua

    ResponderEliminar